Descargar No manden flores de Martín Solares pdf epub mobi

libros gratis No Man Flores
Sin mencionar la historia de Carlos Treviño, una extensión que se vio obligada a volar al Golfo de México para buscar la forma de examinar a un refugiado aquí.

Partiendo del sur de Tamaulipas, cerca de Paracuán, y a través del Centro Violento del Hemisferio Norte, Treviño deberá proseguir los pasos de la mujer y enfocarse en los conjuntos delincuentes que administran ciudades y pueblos. Al mediodía, el ataque fue realizado por el Comando Margarito, la policía de La Eternidad, que procuró matarla.

Cabe resaltar que en No manden flores, no hay rincón para el humor pues saldría sobrando debido al contexto en donde los personajes se desenvuelven, ni para las mujeres que obligan a matar por ellas, ya que no es el estilo de Solares. Al decir esto último, vi de reojo como ella se acomodaba el vestido de tal forma que no era difícil imaginar el tamaño exacto de sus medidas.

Después de ese efímero momento continué explicando las situaciones de acción y le describí una que en lo particular me agrado ; por lo bien redactada que esta, a tal grado que, la adrenalina actualmente se contagia y te crea un sentimiento de incertidumbre, pues el Comandante Margarito, ha sido emboscado y debe utilizar cada una de sus capacidades para sobrevivir al fuego cruzado. Ese tipo de situaciones son poco vistas en la novela policiaca mexicana.

La rivalidad entre estas personas con fragancia a eleburons puso en nada al niño de diez años en medio de la noche.

5/5 - (1 voto)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.